Contenido

OPS pide a países de América Latina y el Caribe garantizar terapia contra VIH

Oficina Regional, Organización Panamericana de la Salud

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) divulgó el informe “Tratamiento antirretroviral bajo la lupa: un análisis de salud pública”, en el que indica que países de la región deben reforzar sistemas para garantizar terapia contra VIH.

Un informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indica que los países de América Latina y el Caribe deberán reforzar los sistemas de salud, para avanzar hacia el acceso universal al tratamiento antirretroviral (TAR) contra el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

De acuerdo con el texto titulado “Tratamiento antirretroviral bajo la lupa: un análisis de salud pública”, que estudia las vulnerabilidades existentes, revela que la región tiene las cifras más altas de cobertura de tratamientos antirretrovirales, pero el desabastecimiento de medicamentos puede impedir la sostenibilidad del programa.

En el documento la OPS destaca desafíos en asegurar la efectividad y eficiencia en el uso de los fármacos. Además, evalúa datos sobre los patrones en precios de los tratamientos antirretrovirales, adquisiciones y consumo en infecciones de VIH-tuberculosis.

Las Organización concluye que la mayoría de los pacientes que reciben tratamientos antirretrovirales en América Latina y el Caribe están tomando medicamentos seguros y efectivos.

La directora de la OPS, Mirta Roses, manifestó que están “orgullosos de ver que América Latina y el Caribe han sido escenario de una respuesta sin precedentes ante la epidemia del VIH, con coberturas importantes del tratamiento antirretroviral, disponibles sin costo alguno mediante todos los programas nacionales”.

En el texto los expertos recomiendan simplificar el tratamiendo hacia aquellos de efectividad más alta, acelerar el uso de dosis fijas, combinaciones con una única pastilla para maximizar la adherencia del paciente y eliminar gradualmente los medicamentos obsoletos, en especial los altamente tóxicos.

También incluye expandir y asegurar un diagnóstico temprano de la infección de VIH, mejorar la referencia a tratamientos, y fortalecer la vigilancia de la carga viral del paciente y del CD4.

Datos de OPS indican que a finales de 2010, 521 mil personas en la región recibían terapia para el VIH-Sida, lo que representa en promedio un 63 por ciento de quienes lo necesitan.

Tomado del portal noticioso de TeleSUR.

Comentarios

Deja un comentario