Contenido

Vacunarse no es solo cosa de niños

 

Organización StopVIH: Cartelera Informativa
Vacunarse

Vacunarse no es solo cosa de niños

La aplicación de vacunas no es limitativa para los niños, los adultos deben aplicarse vacunas no puestas anteriormente y reforzar aquellas que ya fueron aplicadas. Es importante concienciar sobre la importancia de recibir vacunas durante la adolescencia y la adultez, determinar la susceptibilidad que presenta el adolescente a las enfermedades inmunoprevenibles y evaluar la indicación la indicación de la vacunación. La aplicación de vacuas a un adolescente, especialmente si es mujer, también brindará protección a su descendencia. Las vacunas evitan contraer graves enfermedades que ponen en riesgo en la vida, por ello la importancia de su aplicación. Debemos también evitar que la percepción de seguridad tras la introducción de la vacuna lleve a un aumento de prácticas sexuales no seguras e insistir en la utilización de medidas profilácticas, especialmente el uso del condón, para prevenir contraer infecciones de transmisión sexual.

JHONATAN RODRIGUEZ
PRESIDENTE, FUNDADOR
ORGANIZACIÓN STOPVIH

(Isla Margarita, 09/02/2012) — Es indudable el impacto que las vacunas han tenido en la calidad de vida de la humanidad. Uno de los mejores recursos de costo-beneficio, comprobado a nivel mundial, se ve reflejado en una mayor productividad, incluso extensiva a todo su grupo familiar. Las vacunas tienen como función protegernos de enfermedades infecciosas que pueden afectar la salud y causar incluso la muerte. Asegurarse de que su hijo tenga al día todas las inmunizaciones es también una manera de preservar la salud de nuestra comunidad. De este modo las personas tienen menores posibilidades de estar expuestas a los gérmenes de enfermedades transmitidos por niños no vacunados.

Entre las vacunas que deben aplicarse a adolescentes y adultos están:

Hepatitis A: Uma primera dosis y um esfuerzo entre los 6 y 12 meses de la anterior.

Hepatitis B: Uma primera dosis inicial, uma segunda dosis al mês de la primera, y uma terceira dosis a los 6 meses.

Triple viral (Sarampión, rubéola y parotiditis): Debe aplicarse uma dosis de refuerzo según consulta médica o em situaciones de riesgo.

Rubéola: Uma aplicación sobre todo em mujeres em edad fértil.

Difteria, tos ferina, tétano: Um refuerzo cada 10 años.

Influenza: una dosis anual.

Varicela: Uma dosis inicial y um refuerzo entre las 6 y 10 semanas de la primera aplicación.

Neumococo: Uma dosis cada 5 años.

Tifoidea: Uma dosis cada 3 años.

Vírus de Papiloma Humano (anti-VPH): La vacuna para prevenir la infección por VPH en niñas y adolescentes fue aprobada en Estados Unidos y Europa para su uso de forma rutinaria en niñas antes del inicio de la actividad sexual, entre los 11 y 14 años; puede administrarse tan temprano como a los 9 años. Las autoridades sanitarias mantienen una especial vigilancia tras la administración de la vacuna para evitar la duración de la inmunidad y su eficacia clínica a medio-largo plazo y evaluar la necesidad de una dosis de refuerzo. Esta vigilancia deberá permitir, además, conocer el comportamiento de los tipos de VPH no incluidos en la vacuna. En Venezuela aun no está aprobada por parte del Ministerio del Poder Popular para la Salud la aplicación de esta vacuna.

Hepatitis B (VHB): Hoy día, en Venezuela, la Hepatitis B es la única infección de transmisión sexual que puede prevenirse a través de la aplicación de vacuna, esta infección se compara en ocasiones con el VIH, ya que las principales vías de transmisión son las mismas: a través de la leche materna, sangre, fluidos vaginales, semen proveniente de personas infectadas con el virus de hepatitis B, y por compartir jeringas con personas VHB; además se adquiere a través de la saliva y las lágrimas.

Es importante conversar con los adolescentes y jóvenes sin prejuicios ni tabúes. Contacta a tu médico para ponerte al día con las vacunas disponibles en el país.

Mayor información en www.stopvih.org y siguiendo @StopVIH en twitter.

Este trabajo fue publicado en la edición 26 de AxV MAGAZINE de la fundación Artistas por la Vida.

 

Publicado el: