Contenido

Infecciones oportunistas

Las personas VIH positivas con un sistema inmunológico suprimido pueden experimentar enfermedades que generalmente no se observan (o no causan síntomas) en personas con un sistema inmunológico sano; estas enfermedades se llaman «infecciones oportunistas» (IO). Algunas de las IO más comunes son:

  • Neumonía por Pneumocystis carinii (PCP): es una neumonía que puede ser mortal, causada por un protozoo (organismo unicelular). La PCP generalmente se ve en personas con enfermedad por VIH avanzada. Desde el advenimiento de TARSA es mucho menos frecuente.
  • Complejo Mycobacterium Avium (MAC): es una de las infecciones bacterianas más comunes en personas con VIH. Esta bacteria se encuentra en el agua, polvo, suelo y excremento de los pájaros. Entra al cuerpo a través del agua y los alimentos y a veces por los pulmones. Un sistema inmunológico debilitado permite que la bacteria ataque las paredes de los intestinos y que se multiplique.
  • Cytomegalovirus (CMV): un virus herpes que en personas con un sistema inmunológico debilitado puede causar enfermedad grave, incluyendo retinitis (inflamación de la retina), neumonía, colitis (inflamación del intestino grueso) y encefalitis (inflamación del cerebro).
  • Tuberculosis (TB): una enfermedad infecciosa que puede ser mortal, causada por el Mycobacterium tuberculosis. La TB generalmente afecta los pulmones, pero también puede afectar otros órganos.
  • Toxoplasmosis: es una IO causada por el protozoo Toxoplasma gondii, que comúnmente se encuentra en las heces de los gatos y en la carne poco cocida. Los signos tempranos incluyen fiebre, confusión, dolores de cabeza, temblores, desorientación, cambios de personalidad y convulsiones.
  • Candidaun hongo tipo levadura. Algunas especies de Candida se encuentran normalmente en la boca, intestinos y vagina, pero puede sobre-desarrollarse y causar enfermedad (candidiasis) en personas con un sistema inmunológico comprometido.
  • Criptosporidiosis: una enfermedad causada por el protozoo Cryptosporidium parvum, que se transmite por contacto con heces de animales, al ingerir alimentos o agua contaminados, por contacto sexual oral-anal. La criptosporidiosis puede causar pérdida de peso, inflamación o dolor de ganglios linfáticos y diarrea crónica y grave.

Muchas IO pueden ser prevenidas o tratadas con éxito. Ésto ha aumentado la longevidad y calidad de vida de las personas con VIH/SIDA.