Contenido

Actos de Independencia son un recordatorio para recobrar estrategias que nos den autonomía de desarrollo

Banderas de Venezuela y Estados Unidos

La Organización StopVIH formó parte de las instituciones y personalidades invitadas por la embajada de los Estados Unidos en Caracas, para participar este año en los actos por la Independencia de ese país que se celebra cada 4 de julio.

Lee McCleeny, Encargado de Negocios de la Embajada de los Estados Unidos en Venezuela aseguró, “este es el día más patriótico en los Estados Unidos, pues se celebra el nacimiento de la Nación con la firma de la Declaración de la Independencia en 1776, hace ya 240 años”.

“Hoy como siempre, el pueblo de los Estados Unidos es un amigo fuerte, un socio confiable de Venezuela, nos mantenemos preparados para ayudarlos en todo lo que sea posible. Con este sentimiento muy sincero, brindamos por dos países amigos, independientes, orgullosos y democráticos. Viva Venezuela. Vivan los Estados Unidos”, manifestó McCleeny.

Al mismo tiempo, el Encargado de Negocios de la Embajada de los Estados Unidos expresó, “sabemos que el 5 de Julio es de gran importancia histórica para Venezuela, así que quiero aprovechar ahora para enaltecer los valores que nuestros dos pueblos comparten, la libertad, la igualdad, la familia, la democracia, entre muchos otros. Envío un abrazo fraternal a mis paisanos y a los venezolanos, les deseo a todos felices fiestas nacionales”.

Jhonatan Rodríguez, presidente de la Organización StopVIH, agradeció la deferencia pues como aliados de los programas educativos de la ONG es un honor mantener un vínculo de trabajo formativo y socio-cultural permanente, a través del cual se brinda bienestar a todas las personas que se benefician de los programas sociales de StopVIH.

Rodríguez dijo que a propósito que Venezuela celebra este 5 de julio 205 años de su Independencia, es oportuno recordar la fecha con el aliento que la autonomía es fundamental para el desarrollo del país, pues hoy dependemos más que nunca de otros países para la importación de rubros vitales como alimentos, medicinas, insumos y equipos hospitalarios, entre otros.

El sector salud venezolano enfrenta una severa crisis y con este la sociedad entera, pues sin seguridad de bienestar físico difícilmente podremos alcanzar el mental y espiritual. “La gravedad de no contar con medicamentos e insumos para atender la salud de la población, es peor que cualquier enfermedad en sí misma, por eso creemos en la transparencia, en el reconocimiento de la crisis y en la búsqueda de soluciones a corto, mediano y largo plazo”, afirmó.

Rodríguez destacó que las ONGs aprenden a trabajar en equipo y se fortalecen con la ayuda de sus aliados, sacando el mayor provecho para el bienestar de los pueblos, y eso deberían aprender las naciones en crisis como Venezuela, permitir la ayuda foránea puntual con el único objetivo de salvaguardar la vida de sus ciudadanos, sin que ello signifique invasión, intervención, injerencia ni debilitamiento político.

Más detalles en la web www.stopvih.org y a través de @StopVIH en las redes sociales Twitter e Instagram.

Prensa, StopVIH, CNP. 6.126.