Contenido

Alarma por la escandalosamente baja aplicación de la vacuna para el VPH

Médico, tableta. Foto: Revista Dominical. ARCHIVO

Desearíamos que esta fuera una noticia producto de algún informe del Ministerio de Salud o algún otro ente de salud pública relacionado con la salud sexual y reproductiva de la población venezolana, en particular de la salud de las mujeres adolescentes y jóvenes.

Sin embargo, aunque desde hace algunos años se ha planteado la urgente necesidad de la aplicación de la vacuna para prevenir el VPH, en Venezuela las autoridades de la salud se han negado a que ello ocurra, incluso para que fuera aplicada por la vía de la práctica médica privada.

En contraste con esta posición, que consideramos absurda, pues la vacuna ayudaría a prevenir una infección que puede degenerar en cáncer cervical, anal, de pene o de garganta, los Centros para el control y la prevención de enfermedades (CDC) de Estados Unidos, expresaron su preocupación porque en ese país apenas un tercio de las mujeres de entre 13 y 17 años de edad había recibido la vacuna.

En una conferencia de prensa, la institución indicó que incluso el número de adolescentes vacunadas había disminuido entre 2011 y 2012, y que los Estados Unidos ocupa el último lugar, entre los países más desarrollados, en adoptar la vacuna de triple dosis, recomendada por la organización para mujeres y hombres de entre 11 y 12 años.

El informe de los CDC también expresa preocupación porque al 84% de las adolescentes que había ido a consulta médica para recibir otro tipo de vacuna o tratamiento, no se le indicó vacunarse contra el VPH. De haberlo hecho, el porcentaje de estas adolescentes que hubiera recibido al menos una dosis de la vacuna habría aumentado de 54% a cerca de 93%. Explican que parte de la razón por la que no se ofreció la vacuna reside en que el personal de salud no comprende aún la necesidad de que la vacuna sea aplicada a muy temprana edad.

«Padres y madres deben entender que la vacuna tiene que aplicarse entre los 11 y 12 años, antes de que sus hijas inicien su actividad sexual», indicó el Dr. Tom Frieden, Director de los CDC, «no debe esperarse a que ocurra la exposición para poner la vacuna».

Según la organización, cada año que el porcentaje de las adolescentes que recibe las tres dosis de la vacuna se mantenga en apenas 33% -en lugar del 80% recomendado-, 4.400 de ellas desarrollarán cáncer cervical y unas 1.400 fallecerán anualmente.

Nos hemos referido al tema del VPH varias veces en Alerta VIH (columna semanal de Acción Solidaria en el diario El Universal, Venezuela), porque se estima que en Venezuela cerca de 75% de las personas sexualmente activas tendría alguna de las más de 100 cepas del virus y que alrededor de 2.500 mujeres mueren anualmente en Venezuela por causa del cáncer cervical.

La no aprobación y aplicación de las vacunas para el VPH tiene graves implicaciones para la salud de mujeres y hombres en Venezuela. Cada muerte de una mujer por causa del cáncer cervical, que además ocurre luego de mucho sufrimiento y podía haber sido prevenida, es una violación de su derecho a la salud y la vida.

Por Feliciano Reyna, Presidente de Acción Solidaria. Tomado del diario El Universal, 05 de agosto de 2013.