Contenido

Cupo electrónico pudiera ser una ayuda para comprar medicamentos de urgencia

Cadivi

El desabastecimiento de medicamentos en Venezuela ha activado la creatividad de las personas organizando importantes redes de comunicación para encontrar lo necesario, no obstante como país es muy penoso porque la Constitución Nacional no establece que cada quien debe procurarse salud, sino que de esto obliga al Estado, por lo que en conclusión el Gobierno está faltando a la Carta Magna y violando el derecho humano más fundamental como es la vida.

Como vocero de las personas que acuden a la Organización StopVIH en busca de apoyo o ayuda para solventar las carencias que enfrentan, Jhonatan Rodríguez, respaldó las declaraciones emitidas por la Federación Farmacéutica Venezolana, “No hay mañana. No hay tiempo para esperar por mesas de trabajo. Las personas están muriendo. Ya se conoce exactamente cuál es la situación y el Gobierno tiene que asumir la dirección de una vez y establecer un compromiso realista”.

Rodríguez destacó que en internet hay cientos de opciones para lograr un medicamento desde otros países pero los costos son superiores a la capacidad de muchas personas, con el agregado que debe pagarse en divisas extranjeras, por tal razón “una ayuda inmediata pudiera ser que el Gobierno permita utilizar el cupo electrónico de divisas para la importación directa y personal de algún fármaco o insumo hospitalario”, propuso Rodríguez.

El caso es que hay que actuar de inmediato, sentenció Rodríguez, y facilitar por cualquier vía la adquisición de medicinas o insumos hospitalarios. Refirió el caso de un periodista que reside en la isla de Margarita con problemas de Parkinson y pasó un mes inmovilizado porque no consiguió el tratamiento que lo mantiene activo.

Alertó que ante la crisis de medicinas en Venezuela, algunos países están siendo más severos en los aeropuertos en el control de equipaje pidiendo récipes médicos. “Nada como la transparencia y la legalidad, por eso antes que los familiares sigan ingeniándoselas envolviendo fármacos en revistas, pegándoselos con tirro a cajas de otro producto, metiéndolas en envases para burlar los rayos x, es preferible que el Gobierno atienda las necesidades y eliminar la prohibición de envío de medicinas por empresas de encomienda, o autorizar el uso del cupo electrónico, y permitir la contraloría social en los depósitos públicos, porque estamos claros que solucionar el problema de raíz no será fácil y la salud es implacable, no da tregua”.

Más información en la web www.stopvih.org y a través de @StopVIH en las redes sociales Twitter e Instagram.

Prensa, StopVIH, CNP. 6.126.