Contenido

Día Nacional para la Prevención del VIH llama a un mayor compromiso gubernamental, social e individual

Manos unidas contra el VIH

Para recordar las causas y consecuencias del VIH, cada 23 de mayo se conmemora en Venezuela el Día Nacional para la Prevención Escolar del VIH, un día además que insta al gobierno a cumplir los tratados y leyes de apoyo a las personas que viven con esta condición de salud, a la sociedad la solidaridad necesaria con quienes llenan las estadísticas de esta epidemia y a los científicos para seguir investigando hasta alcanzar una cura para el VIH.

“Desde StopVIH trabajamos todo el año en colegios públicos, para nosotros todos los días es el día de la prevención tanto en las escuelas como en las comunidades” dijo Jhonatan Rodríguez, Presidente de la Organización StopVIH.

Tristemente este año, el 23 de mayo coincide con el alarmante problema de la escasez de medicamentos, lo que altera la condición de las personas que viven con VIH ya que ven reducidas sus esperanzas de vida. Luisa Ramírez, médica en Salud Pública, Magíster en Sexología y quien supervisa el programa escolar de la Organización StopVIH en la isla de Margarita, afirma que se han logrado muchos aciertos pero aún hay muchos compromisos por cumplir para “llegar a cero”.

Respalda la línea de StopVIH de reforzar en los jóvenes los valores de familia, respeto, solidaridad, responsabilidad, porque siendo el VIH junto a otras, infecciones por transmisión sexual, las decisiones muchas veces se toman de manera individual y la asertividad dependerá de la firmeza que haya tenido en su hogar.

En su percepción, los jóvenes son más abiertos que los adultos al abordar los temas sexuales, por eso hay aspectos importantes que atender. “Uno, que los docentes sepan cómo abordar el tema de la educación sexual en lo cual una ayuda es que en las carreras de pregrado, el currículo incluya esta temática, y dos, que los padres y madres se actualicen con talleres y conversatorios para lograr una mejor orientación de sus hijos porque por tabúes o mitos omiten y niegan información y ello no ayuda a la buena formación de los jóvenes”, afirma Ramírez.

Los métodos de prevención y anticoncepción deben ser temas de conversación obligada en la familia, ante las consecuencias negativas que representan los embarazos precoces o la transmisión de infecciones, pues son indicadores de salud pública del país. Además, señala la doctora, la realidad nos muestra que hay que reforzar el enfoque de género y trabajar en los estereotipos, “todavía hay quienes dicen que los hijos son de las madres, y no, esa es una responsabilidad compartida que los hijos deben sentir. La responsabilidad paterna es una manera de crear compromiso frente al sexo”.

Finalmente, en ocasión de la invitación a la reflexión que lleva el Día Nacional para la Prevención Escolar del VIH y Sida, Ramírez señala que es preciso aceptar la orientación y orientación sexual de las personas, sin estigmatizarlos, sin etiquetarlos, “debemos comprender que el crecimiento es un proceso de experimentación y en el camino son muchas las decisiones que debeos tomar, por eso en los valores que creemos en el hogar y el refuerzo que pueda hacer la escuela está el éxito de desarrollar hombres y mujeres responsables y saludables”.

Para más detalles acerca de esta y otras informaciones, visite el portal en internet www.stopvih.org y siga la cuenta @StopVIH en la red social tuiter.

Prensa, StopVIH, CNP. 6.126.