Contenido

El sida, un tema más político que médico

Desde hace 20 años, ICW Global es socia internacional en la organización de las conferencias de sida, Hablo desde esa experiencia que me nutre.

Celebramos los avances científicos anunciados en AIDS 2012, pero la deuda pendiente está relacionada con la pobreza y la desigualdad de género . ONUSIDA afirma que sólo 6 de los 34 millones de afectados acceden a tratamientos en el mundo. ¿Por qué la Conferencia estuvo marcada por un ambiente de éxito y el Wall Street Journal habló del sida en pasado?

La meta para al 2015 es llegar con medicina a 15 millones. Más de la mitad no la recibirá.

No sé en qué se basa este entusiasmo. Decir que el sida está controlado cuando los presupuestos de España, Italia, Estados Unidos o Cuba disminuyen.

Hay violencia de género en México; doméstica en Bolivia; denuncias de entrega de medicamentos vencidos en Honduras; sin adherencia al tratamiento en las rebeliones de la Primavera Arabe; falta de tratamiento para 750 mil personas de la comunidad negra en Estados Unidos. Lista que incluye 23,5 millones de personas en África subsahariana, 3,4 millones de niños entre ellos.

Los avances científicos anunciados con esperanza en AIDS 2012 se empañan por las brechas sociales y la discriminación . La falta de liderazgo político sacó el sida de las agendas; la conferencia fue en EE.UU. y Barack Obama no asistió. ¿Qué mensaje nos da ese gesto? La crisis económica pondrá los recursos en los países centrales.

Sin liderazgos internacionales en la acción frente al sida, ¿el escaso financiamiento estará bien direccionado?

Miles de personas, junto a la Comunidad de Mujeres Viviendo con VIH/Sida, ICW Global, marcharon en Washington pidiendo que no se reduzcan los recursos frente al sida, que Estados Unidos cumpla sus compromisos, que las farmacéuticas bajen los precios de medicamentos y que el G20 destine más fondos.

La administración Obama reducirá la ayuda en 2013 en 550 millones de dólares, un retroceso de décadas. Es increíble conocer estos hechos cuando con el 1% del presupuesto de guerra se logra el acceso al tratamiento en todo el mundo.

Kofi Annan, Bill Clinton, Fernando Henrique Cardoso y Nelson Mandela, entre otros, vieron la estrategia frente al sida integralmente, entendiendo su alcance devastador, incorporándolo en su agenda. Hoy no sucede lo mismo.

Como le dije en Washington al doctor José María Insulza, Secretario General de la OEA, y al embajador argentino en EE.UU., Jorge Argüello, su actitud pone al sida en la agenda política de las Américas. Servirá para reconstruir el liderazgo para lograr SIDA CERO.

ICW Global acompaña a la OEA tras el gran objetivo.

Tomado de Diario El Clarín.