Contenido

Embarazo con VIH, solo bajo estricto control médico

Mujer embarazada

Para toda mujer dar vida es uno de los más grandes actos de amor, y permitir que ese nuevo ser venga al mundo sano y bien desarrollado debe ser su principal responsabilidad.

La ciencia médica ha debido estudiar el embarazo en mujeres con el Virus de Inmunodeficiencia Humano (VIH) por la necesidad de conocer tanto los riesgos de la madre como las consecuencias que puede tener para su hijo, y ya se sabe que el primer paso para superar cualquier dificultad es llevar un embarazo bajo estricto control médico, pues lo segundo más importante es la efectividad que tienen los tratamientos antirretrovirales.

Consultada al respecto, la doctora Ana Carvajal, especialista en infectología con desempeño en el hospital Clínico Universitario de Caracas, afirma que cuando la mujer embarazada inicia su control desde el primer mes de embarazo son muy altas las probabilidades que el nacimiento llegue a feliz término, y por eso la importancia que su médico tratante indique la prueba de detección del VIH, tanto si es una persona con riesgo como si no.

El VIH se transmite a través de las relaciones sexuales sin protección, el uso de drogas inyectables o de una madre a su bebé durante el embarazo, el parto o la lactancia, y esta información debe ser conocida por todas las mujeres que buscan quedar embarazadas o que ya lo están. Una madre con VIH podría tener hasta 11 consultas durante su embarazo tanto por el control que requiere como para orientarla en su proceder, afirma Carvajal.

Aunque durante la gestación es muy delicada la prescripción de medicamentos, existen productos inocuos para el feto, incluso los bebes que se contagian también tendrán buena expectativa de vida si la madre se ocupa de su control y el embarazo ha sido vigilado.

En cuanto al momento del parto, la decisión entre cesárea y vaginal dependerá de cómo haya sido el tiempo de gestación y la carga viral desarrollada por la madre, y afirma la doctora Carvajal, de allí la importancia que el control de la mujer sea multidisciplinario con participación del ginecólogo, el infectólogo, el internista  y el pediatra.

Es de destacar que ya existen dos casos de niños que nacieron con VIH y lograron curarse. “Aunque apenas sean dos niños entre tantos miles que no se curan, eso ya es una esperanza para la raza humana, abre la posibilidad de tener niños sanos, pero siempre todo parte de la precocidad del diagnóstico y la constancia en la aplicación de los tratamientos antiVIH”, asegura la especialista.

Reveló que solo en el hospital Clínico Universitario se registran alrededor de 60 casos anuales de mujeres embarazadas con VIH, pero con la ayuda médica que se brinda el tratamiento antirretroviral y otras estrategias como la cesárea electiva  y lactancia con leche de fórmula, se consigue disminuir la  transmisión del VIH de la madre al niño  en más del 98%

Estos datos ratifican que aun por encima de los avances médicos es fundamental que el trabajo de prevención logré mayor efectividad pues la única garantía de llevar una vida sana es protegerse de la infección por el VIH. En tal sentido, la Organización Stop VIH ratifica su compromiso con la sociedad venezolana y recuerda que está presto al acompañamiento, orientación y educación sobre la materia.

Para mayor información, visite el portal en internet www.stopvih.org y siga la cuenta @StopVIH en la red social tuiter.

Prensa, StopVIH, CNP. 6.216.