Contenido

Faltan antirretrovirales para VIH

Calculan que 219 mil 25 personas pudieran haber contraído el VIH en Venezuela. Asimismo, el dato alarmante es que 600 niños nacen enfermos cada año, según cifras oficiales del Ministerio de Salud.

La situación es grave y sus consecuencias afectan a las personas con VIH que habitan en Venezuela. Según las organizaciones no gubernamentales cada día se acentúa y no se observan voluntades para resolver los problemas que aquejan directamente a los pacientes. Nueva Esparta no escapa a esta realidad.

La preocupación los lleva  en los próximos días a consignar un informe detallado ante el Ejecutivo nacional, pues las ONG con trabajo en VIH consideran que han agotado las vías con el Ministerio de Salud.

La alarma está encendida en el ámbito nacional y ante la suspensión en Venezuela del antirretroviral Videx para tratar el VIH. No se seguirá comprando ni importando el producto y los voceros de Stop VIH, sin querer causar zozobra, expresan que todas las personas que tienen ese medicamento en su esquema de tratamiento están obligadas de forma arbitraria a cambiar la terapia, lo cual es grave porque puede derivar en que el paciente haga resistencia y el virus acelere su velocidad de replicación y deterioro en el organismo.

Videx, cuyo componente es la didanosina, fue eliminado oficialmente de la lista de medicamentos que se distribuyen en el país, a través del Programa Nacional de Sida (PNSida) de la cartera de salud.

“Los tratamientos contra el VIH no son monoterapias, son terapias combinadas de varios medicamentos, si se elimina uno, se debe eliminar todo el esquema del tratamiento, lo que ocasionaría un caos aun mayor porque las personas que dependen del Videx tendrán que someterse a exámenes y revisiones a ver qué sustitutos podrían usar y si es que les sirve alguna otra combinación”, explicó Jhonatan Rodríguez, presidente de StopVIH.

Estevan Colina, director de Amavida y de la Red Venezolana de Gente Positiva (RVG+), también refuta la medida y otras irregularidades que competen al Ministerio de Salud, que de forma evidente ha dejado de lado los programas intensivos de prevención.

“La salud no es un favor sino un derecho y eso debe entenderlo el ministerio. Los antirretrovirales son drogas de alto espectro que no se pueden cambiar así como así. No son aspirinas”, dijo Colina.

Estadísticas

Según cifras oficiales divulgadas por la propia cartera de la salud, en Venezuela 43 mil 805 personas con VIH están registradas en el  PNSida, a través del cual se distribuyen de forma gratuita los antirretrovirales que necesiten. En los últimos tres años, 33 mil personas han contraído el virus y cuatro mil 800 han fallecido por complicaciones asociadas al Sida.

Según las ONG con trabajo en VIH, basadas en estos datos oficiales, se calcula que al menos 219 mil 25 personas pudieran haber contraído el virus en el territorio nacional, lo que quiere decir que cerca de 80% desconoce su condición de salud, aumentando de esta forma el riesgo de propagación de la enfermedad.

Asimismo, la data estadística oficial revela un importante número de niños que nacen con VIH cada año. La cifra del ministerio indica que son unos 600, algo delicado, si se entiende que la transmisión vertical –gestación, parto y lactancia– puede evitarse si se suministran a las madres los medicamentos a tiempo y sin interrupciones con el protocolo de tratamiento.

Poca prevención

Desde 2009 distintas organizaciones reclaman al Ministerio de Salud que desde 2008 el Programa Nacional de Sida (PNSida) no compra, ni distribuye condones masculinos y femeninos. De igual forma, entre 2009, 2010, 2011 y lo que va de 2012,  han formulado denuncias por unos 37 episodios de desabastecimiento de medicamentos antirretrovirales para tratar la infección por VIH y fallas en los laboratorios públicos que hacen los exámenes de carga viral, conteo linfocitario de CD4. Estos estudios son fundamentales para las personas que han contraído el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Elabora por: Antonio Vizcaya Loreto, Periodista, Diario Sol de Margarita. Publicado en: Diario Sol de Margarita, viernes 13 de julio de 2012.

Comentarios

Deja un comentario