Contenido

La toxicidad y morbilidad de los tratamientos actualmente disponibles hacen necesarias nuevas opciones terapéuticas contra el VPH

Según los resultados de un estudio publicado en la edición electrónica del 1 de octubre de la revista AIDS, una versión tópica de cidofovir (Vistide®) se muestra eficaz frente a las lesiones genitales precancerosas causadas por el virus del papiloma humano (VPH).

Cidofovir es un fármaco de administración intravenosa indicado para el tratamiento de la retinitis por citomegalovirus, una inflamación viral de la retina del ojo que puede provocar ceguera y que puede producirse en personas con VIH con sistemas inmunitarios muy debilitados.

Dado que este fármaco presenta también actividad frente al VPH, un virus que puede provocar lesiones precancerosas en el interior y alrededor de los genitales masculinos y femeninos, un grupo de investigadores del Consorcio sobre Neoplasias Malignas por Sida (AMC, en sus siglas en inglés) llevó a cabo un ensayo clínico que evaluó el uso de una versión tópica del fármaco en 33 hombres y mujeres con VIH con lesiones externas en sus genitales.

Los participantes se aplicaron la crema en las lesiones de la zona de alrededor del ano y/o en la vulva una vez al día durante cinco días, seguidos de un período de descanso de nueve días. Esta pauta de tratamiento se repitió seis veces.

Los resultados muestran que, en total, cinco de los 33 participantes (15%) presentaron una respuesta completa al tratamiento; 12 (36%) experimentaron una respuesta parcial; 7 (21%) mantuvieron su infección estable y 2 (6%) vieron cómo las lesiones progresaban.

Desafortunadamente, el ensayo no fue diseñado para realizar comparaciones ni con un grupo que recibiese un placebo ni con un grupo que se aplicase imiquimod (Aldara®), uno de los fármacos aprobados para el tratamiento de las lesiones precancerosas.

Un total de 25 participantes comunicaron dolor de intensidad leve a moderada y sensación de quemazón y 13, ulceración. Los investigadores señalan que puesto que imiquimod produce una importante toxicidad en la piel y en la mucosa que, con frecuencia, provoca la interrupción del tratamiento, sería deseable llevar a cabo un ensayo clínico que permitiese la comparación directa de Aldara® con la versión tópica de Vistide®.

En sus conclusiones, los autores de esta investigación apuntan que: “Nuestros resultados son particularmente importantes ya que resulta complicado el tratamiento de las lesiones extensas de alto grado en la zona perianal y en la vulva en pacientes con VIH”. Y añaden: “Las terapias quirúrgicas y ablativas se asocian con una morbilidad significativa. A menudo, las lesiones vuelven a aparecer y los tratamientos repetidos causan morbilidad añadida. Un tratamiento tópico eficaz y bien tolerado tiene claros beneficios sobre las opciones quirúrgicas actuales. A pesar de que la respuesta completa solo se produjo en un 15% de los participantes, la respuesta parcial obtenida en una tercera parte más de los pacientes tratados es clínicamente beneficiosa”.

Fuente: Aidsmeds.