Contenido

Logros y grandes retos de la lucha contra el sida en Venezuela

Isabel Iturria, Ministra del Poder Popular para la Salud, Abril 2013. Foto: AVN

El presidente de la República, Nicolás Maduro, designó a la doctora Isabel Iturria, como ministra para la Salud, en un anuncio que realizó el domingo 21 de abril en cadena de radio y televisión.

Según publicó la Agencia Venezolana de Noticias; Iturria es médico egresada en 1991 de la Universidad Central de Venezuela, con mención Magna Cum Laude. Graduada de especialista en Medicina Interna en 1995 y en Cardiología en 1998. Recibió entrenamiento en Cardiología Intervencionista en Caracas y en la Universidad Autónoma de Barcelona, España. La nueva ministra es profesora de Fisiopatología de la Universidad Central de Venezuela y realizó Diplomado de Gestión en Salud Pública, curso de Administración de Hospitales y Manejo de Servicios de Salud en Tokio.

La epidemia del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) son en la actualidad un problema de salud pública que afecta a todos los sectores de la población venezolana; es por ello que se requiere de la organización y trabajo mancomunado de los sectores involucrados para lograr las metas.

Jhonatan Rodríguez, presidente de la organización StopVIH, expresa que hay situaciones positivas y negativas en todo lo que respecta al VIH en el país. “Tenemos avances y retrocesos, pero es necesario que el Ministerio para la Salud, ONGs, especialistas, infectólogos, doctores y personas con VIH o Sida, se involucren más para dictar o emitir políticas públicas destinadas a fortalecer al Programa Nacional de Sida, para que este dé respuestas eficientes a la problemática existente”.

Rodríguez cree que este nuevo nombramiento pudiese ser muy positivo; ya que en el país son muchos los logros que se han conseguido en los últimos 14 años. “En el año 1999 una sentencia de la Corte Suprema de Justicia obligó al Estado venezolano a través del Ministerio de Salud a suministrar a personas con VIH y Sida, tratamiento antirretroviral, así como entregar fármacos para tratar infecciones oportunistas, reactivos para pruebas de detección, monitoreo y seguimiento de la infección, y la gratuidad de la atención integral”, comentó Rodríguez.

A lo largo de estos años son múltiples los aciertos y desaciertos en materia de prevención del VIH: en el año 2000 se creó el Programa Nacional de Sida y el primer Plan Estratégico Nacional de VIH durante la gestión de la exministra María Lourdes Urbaneja. “Estos planes originaron diversas consecuencias: la primera campaña nacional para impulsar la prevención del VIH (2004), que 22 antirretrovirales existentes en la época llegaran al país (2006) y la  distribución masiva de medicamentos antirretrovirales y asignación de recursos financieros para proyectos de las organizaciones sociales”, recordó Rodríguez.

Sin embargo, a pesar de que Venezuela cuenta con uno de los sistemas de atención y tratamiento para las personas con VIH más sólidos del continente; no es un secreto que presenta graves fallas y deficiencias que se han incrementado desde el año 2010.

“La gestión de Eugenia Sader, quien fuera encargada de la cartera de salud desde el 2010 hasta abril de 2013, ha sido la de mayor deficiencia en la respuesta al Sida; y esto es porque ha sido el mandato con más episodios de desabastecimientos de medicamentos antirretrovirales, suman más de 47 episodios que han puesto en riesgo la vida de miles de personas con VIH en Venezuela. La doctora Sader, en sus años de gestión nunca aceptó reunirse con las personas con VIH, tampoco con la sociedad civil, ni con las organizaciones sociales para buscar soluciones conjuntas a los problemas que siguen afectando a las personas con VIH en Venezuela”, afirmó Jhonatan Rodríguez.

Lo único positivo de la gestión de Sader fue la aprobación del Plan Nacional de Prevención de VIH y del Plan Estratégico Nacional para responder al VIH, sin embargo, de nada sirve tener tan valiosas directrices, si no se le asignan recursos. “El ministerio de salud puede solicitar recursos adicionales ante la Asamblea Nacional, basándose en la legislación vigente para casos especiales”, aseguró Rodríguez.

La nueva ministra de Salud Isabel Iturria tiene grandes retos, sobre todo en materia de VIH, una de las condiciones crónicas de salud que enfrenta serios problemas y que afecta la calidad de vida de más de 43.805 personas que reciben tratamiento en el 2012 según el Ministerio de Salud.

“Hay que destacar que a la fecha de hoy, de manera extraoficial hemos sabido que el ministerio no ha ordenado la compra de reactivos de cuarta generación para la detección del VIH, tampoco para la realización de pruebas para el monitoreo y control de la infección: carga viral y conteo linfocitario de CD4.  Invitamos a la nueva ministra de Salud a que revise la gestión del Programa Nacional de Sida y solucione las irregularidades que se vienen presentando tanto en el suministro de medicamentos antirretrovirales como de reactivos para pruebas, entre otros insumos esenciales para la efectiva respuesta a la epidemia de VIH, como por ejemplo el condón” enfatizó Rodríguez.

“El tema que más ruido hace en los medios de comunicación es la escasez o el desabastecimiento. No debemos desestimar la prevención, hay que recordar que el condón en la era de sida es nuestro mejor aliado y el Ministerio de Salud no ha garantizado el acceso gratuito a la prevención de VIH”.

“Nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes nacieron en la era del Sida, no debe parecerles extraño el condón, no debe darles pena buscarlos en los centros de salud ni en las farmacias, tenemos que hacer que se familiaricen con éste método de barrera, el cual ha demostrado ser efectivo para prevenir el VIH y otras infecciones de transmisión sexual”, concluyó Rodríguez.

Más información en www.stopvih.org y a través de @StopVIH en Twitter.

Comentarios

Deja un comentario