Contenido

Michelle Bachelet: hay que acelerar la plena participación de la mujer en todos los puestos de toma de decisión

La Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, participó en el Foro con Mujeres Lideresas y Sociedad Civil denominado “El liderazgo de la mujer para fortalecer la democracia y el Buen Vivir”, el pasado  15 de junio en el  Teatro Universitario en la Universidad Central del Ecuador.

Las lideresas de la Región Andina invitadas a diversas actividades,  también estuvieron participando en este importante evento, por Venezuela participaron Grisbel Escobar, Coordinadora General de MUSAS y Suplente del Capítulo Venezuela de ICW Latina;  Adicea Castillo, representante de  la ONG Voces Vitales y miembro del Centro de Estudios de la Mujer (CEM); Dalia Rodríguez, Coordinadora  de  la Red Universitaria de prevención de la violencia en el noviazgo.

La Ministra Coordinadora de Patrimonio, María Fernanda Espinosa, fue la encargada de darle la bienvenida a Michelle Bachelet, a nombre del Gobierno de la Revolución Ciudadana, de las mujeres del Ecuador y de la ciudadanía en general.

Ante un auditorio lleno, con alrededor de 700 personas, la directora Ejecutiva de  de ONU  Mujeres, señaló que sin las mujeres y su participación, no se lograría una verdadera sustentabilidad y no existirá una economía más justa y equitativa.

Aseguró que ONU Mujeres planteará en Río de Janeiro la necesidad de «integrar plenamente la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en cualquier marco institucional de desarrollo internacional».

También pedirá medidas «urgentes» para acelerar la plena participación de la mujer en todos los puestos de toma de decisión y para asegurar que todas las políticas, leyes, presupuestos e inversiones para el desarrollo sostenible «sean sensibles a las cuestiones de género».

Bachelet comentó que llamarán a eliminar las barreras discriminatorias que enfrentan las mujeres y a abordar los factores que impiden que tengan acceso a bienes y a recursos productivos. De igual manera, la organización pedirá en Río garantizar los derechos a la salud sexual y reproductiva, y el acceso a servicios básicos.

La representante de la ONU aseguró que la conferencia de Río es una «oportunidad» para reafirmar que el desarrollo sostenible «sólo será posible si es inclusivo, también con las mujeres».

Las mujeres tienen derecho a elegir, pero también a ser elegidas, a estar en lugares donde se toman las decisiones, «de lo contrario es una democracia a medias», expresó Bachelet, con lo que arrancó aplausos de un público mayoritariamente femenino.

La expresidenta indicó que las mujeres «son agente de desarrollo y de cambio» y opinó que el tema de equidad de género debe alimentarse desde temprana edad.
Bachelet reiteró la importancia de escuchar a las mujeres, para que puedan participar en la marcha de las economías, y de esa manera tengan acceso e igualdad de condiciones que los hombres y las mismas oportunidades de desarrollo.

Indicó también que desde ONU-Mujeres está trabajando con diferentes actores como los Gobiernos, el  Sistema de Naciones Unidas, las organizaciones de la sociedad civil, con el objetivo de no solamente identificar, sino remover todos los obstáculos que permitan lograr efectivamente una plena libertad de derechos entre hombres y mujeres, y así asegurar un desarrollo más justo.

En materia de VIH

Michelle Bachelet dijo que era importante garantizar el acceso al tratamiento a las mujeres viviendo con VIH para no transmitir el  VIH al niño.  “Sin embargo,  la mujer viviendo con VIH no debe ser vista sólo como madre sino como una mujer con plenos derechos, a quien se le debe garantizar la atención necesaria  en su ciclo de vida”.

Realidades

La expresidenta chilena señaló que en la región los avances en igualdad de género han sido «importantes». Sin embargo, señaló que siguen existiendo «agudas deficiencias» en la participación política de las mujeres y en el empoderamiento económico, y apuntó que también trabajan en temas de lucha contra la violencia de género.

Recordó que en la región hay cinco jefas de Estado y de Gobierno «pero a pesar de aquello la participación de mujeres en la toma de decisiones para el desarrollo sostenible sigue siendo profundamente desigual».

En la mayoría de países hay menos mujeres que hombres al frente de los ministerios, y las ministras siguen ocupando, en gran parte, carteras sociales y culturales, dijo.

Ello significa -comentó- que se está «limitando la influencia de las mujeres en áreas que son críticas para la asignación de recursos, para la igualdad de género y empoderamiento de las mujeres».

Fuente: Prensa, Musas de Venezuela.

Comentarios

Deja un comentario