Contenido

Parejas serodiscordantes, lo importante es el amor y protegerse para vivir saludablemente

Vive con pasión, pero con precaución

Ser diagnosticado con el Virus de Inmunodeficiencia Humano (VIH) no es razón para separarse de la pareja, por el contrario es el momento en que la unión debe fortalecerse y demostrar que el amor y la responsabilidad por la salud es primordial.

Vivir en pareja bajo esta condición se denomina “pareja serodiscordante”, es cuando el estado serológico con respecto al VIH es distinto entre un miembro de la pareja y otro, es decir, mientras que una de las personas tiene el virus, la otra no. Lo contrario se denomina, “pareja seroconcordante”, cuando las dos personas comparten el mismo estado serológico, siendo las dos VIH positivas o negativas.

Este es uno de los temas que considera Jhonatan Rodríguez, presidente de la Organización StopVIH, que hay que abordar con mucha apertura de pensamiento y seriedad, porque son muchas las parejas que viven de esta manera y necesitan de una sociedad receptiva.

A su juicio, los mitos y tabúes que todavía existen sobre el VIH, es lo que hace sufrir a tantas personas por eso además de aprender a controlar medicamente la condición de salud, lo importante es conocer las realidades sobre la epidemia para evitar las agresiones sicológicas que todavía emanan de nuestro entorno social.

Por ejemplo, es falso que las personas con VIH deben suspender su actividad sexual y que usar doble condón es mayor garantía de protección. El condón es el aliado de la vida, pues no solo protege del VIH, sino de otras enfermedades de transmisión sexual. Para practicar “sexo seguro” es necesario utilizar correctamente este preservativo en cada una de las relaciones sexuales, desde que comienza hasta que finaliza. Asimismo, debe saberse que utilizar dos condones durante la penetración no disminuye el riesgo de contraer el VIH y otras infecciones, por el contrario, la fricción entre capas gruesas de látex aumenta el riesgo de ruptura del profiláctico.

Rodríguez afirma que StopVIH no se detiene en su insistencia al Gobierno nacional, regional y demás instituciones de salud, en la necesidad de mantener 100% activo el plan de medicamentos para personas con VIH y sida, porque lo principal cuando una persona es diagnosticada con el virus es cumplir el régimen médico que el especialista indique, tomar las pastillas a una hora exacta, no saltarlas ni dejarlas, pues allí comienzan las primeras ventajas: disminuye la activación inmune, minimiza el desgaste y la evolución del VIH, la incidencia a enfermedades renales, hepáticas, neurológicas, alarga la expectativa de vida, y evita las infecciones oportunistas que comprometen seriamente la salud de la persona.

Es fundamental que las personas con VIH mejoren su estilo de vida. Renunciar o minimizar el consumo del cigarro, bebidas alcohólicas y seleccionar los alimentos que garantizan un cuerpo saludable, siguiendo un régimen cuyos principios básicos sean hacer comidas frecuentes y ligeras, reducir las harinas refinadas y los azúcares, así como el consumo de grasas saturadas. Los nutricionistas aconsejan el consumo de verduras como pepinos, coles, espárragos, calabazas, brócolis, rábanos y espinacas, además de, granos y alimentos ricos en magnesio como almendras, castañas, nueces y aguacate.

Para conocer más detalles acerca de esta y otras informaciones, visite www.stopvih.org y sigue la cuenta @StopVIH en tuiter.

Prensa, StopVIH, CNP. 6.126.