Contenido

Personas con VIH denuncian maltrato y atención deficiente en el Servicio Regional de VIH

Discriminación por VIH

La atención deficiente que estarían recibiendo las personas que han contraído el Virus de Inmunodeficiencia Humano (VIH) en el estado Nueva Esparta, podría generar serias consecuencias en la salud de los usuarios y acciones de control de la epidemia, ya que la desmotivación de las personas para asistir a consultas y seguir el tratamiento los aleja de los centros públicos de salud.

Las personas que asisten a consulta en la Coordinación Regional de VIH que pidieron resguardar su identidad por temor a represalias, denunciaron el maltrato del que están siendo víctimas. “No nos quieren atender como es debido, ni porque el servicio esté solo nos reciben con prontitud, nos dejan esperando toda una mañana sin ningún tipo de consideración”, dijo una de las personas afectadas que es madre de dos niños afectados.

Asimismo, existe la queja de la limitación para realizar los exámenes de rutina y control de las personas con VIH, lo que perjudica el seguimiento que debe hacerse al virus para evitar su propagación. “Nos han negado hasta la vacuna de toxoplasmosis, cuando se sabe que las enfermedades oportunistas es uno de los grandes peligros de los que tenemos el VIH”.

Otra paciente denunció la perdida de resultados de sus exámenes y la falta de atención médica especializada, por la ausencia prolongada de la única doctora que quedaba en el consulta, “cada día nos tratan peor en el servicio de VIH del hospital Luis Ortega, las enfermeras hacen lo que quieren, llegan a la hora que les da la gana”, aseguró.

La Organización StopVIH recibió a las personas angustiadas por la situación de maltrato y violación de derechos humanos que enfrentan y se hace eco de la necesidad de mejorar las condiciones de atención, pues además que los servicios de salud deben prestarse sin ninguna distinción es violatorio de la condición humana y de la ley de promoción y protección del derecho a la igualdad de las personas con VIH y sus familiares. “Las personas llegan a nuestra Organización en busca de protección y aseguran sentirse temerosos de que sus nombres se revelen porque el maltrato puede ser mayor, sin embargo dan fe de su queja y nos piden ayudarlos a generar conciencia en el personal de salud para que con más humanidad y vocación de servicio cumplan su trabajo”, dijo Jhonatan Rodríguez, presidente de StopVIH.

Agrega que no es la primera vez que recibe estas denuncias, pero siente que se ha intensificado el incumplimiento de las condiciones mínimas de atención. Rodríguez está consciente que a las autoridades les incomoda la insistencia de StopVIH en el seguimiento de la situación de VIH en la región, pero asegura que no desmayará en su exigencia del respeto a los derechos de las personas pues por eso StopVIH fue creada hace más de 7 años.

Para conocer más detalles acerca de esta y otras informaciones, visite www.stopvih.org.

Prensa, StopVIH, CNP. 6.126.