Contenido

Pronunciamiento público de las Organizaciones de la Sociedad Civil y Movimientos Sociales en apoyo al Proyecto de Ley para la Promoción y Protección del Derecho a la Igualdad de las Personas con VIH o SIDA y sus Familiares en la República Bolivariana de Venezuela

Pronunciamiento a favor del proyecto de ley por la igualdad de los derechos de las personas con VIH

Acción Ecuménica, Acción Solidaria, ACCSI Acción Ciudadana Contra el SIDA, AID FOR AIDS Venezuela, Amigos de la Vida, Artnogsis Asociación Civil, ASES de Venezuela, Asociación Civil MUSAS Mujeres Unidas por la Salud, AVESA Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa, Fundación Arcoiris por la Vida, Organización StopVIH, Red de Organizaciones de Base Comunitaria con Servicio en VIH, Fundación Artistas por la Vida, Cátedra de la Paz y Derechos Humanos Mons. Oscar A. Romero/Universidad de Los Andes, Domingo Vivas, Punto Focal de RVG+ Red Venezolana de Gente Positiva de la Región Táchira, Fundasidarta Fundación SIDA Región Táchira, FUVIN Fundación Vida Integral, Liga Merideña de lucha contra el SIDA, Mujeres en Positivo por Venezuela, PLAFAM, Positivos en Colectivo, Quiteria Franco, C.I. 10411710, Red de Organizaciones Basadas en la Fe, Red de Organizaciones de Base Comunitaria con Servicio en VIH, Red Venezolana de Mujeres Positivas, RedMETSIDA Red Metropolitana de ONGs con servicios en VIH/SIDA, Sociedad Wills Wilde, Unión Afirmativa de Venezuela y Venezuela Diversa; Organizaciones de la Sociedad Civil y Movimientos Sociales de Venezuela que suscribimos el presente pronunciamiento, expresamos nuestro total respaldo al Proyecto de Ley para la Promoción y Protección del Derecho a la Igualdad de las Personas con VIH o SIDA y sus Familiares, que fue presentado por la Defensoría del Pueblo ante la Asamblea Nacional para su consideración el pasado 9 de mayo de 2014.

Consideramos que esta Ley debe ser aprobada con carácter de urgencia por el Poder Legislativo, debido a que niñas, niños, mujeres y hombres con VIH y con SIDA al igual que sus parejas y familiares han sido y siguen siendo sometidos a tratos discriminatorios, crueles y degradantes que violan los principios de igualdad y no discriminación consagrados en los artículos 2, 3, 19 y 21 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela e impactan en los derechos a la vida, salud, trabajo, educación, entre otros.

Asimismo, nuestra Nación adquirió ante las Naciones Unidas una serie de responsabilidades y obligaciones para garantizar los derechos humanos de las personas con VIH, que se establecen en la Declaración de Compromisos en la lucha contra el VIH/SIDA (2001), en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (2008), y en las Declaraciones Políticas sobre el VIH/SIDA (2006 y 2011).

También desde hace 32 años el Estado venezolano tiene una deuda pendiente con este sector de la población que es sujeta a distintas formas de violencia, malos tratos, discriminación, exclusión, violencia, tortura y hasta asesinatos por la condición de vivir con VIH, género, orientación sexual, identidad de género y expresión de género, lo que contraviene el espíritu del contrato social que se dieron las y los venezolanos en 1999, cuando aprobaron la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Según las cifras reportadas por el Estado, afirman que en Venezuela para el año 2012 se estimó la existencia de más de 160.000 personas con VIH y SIDA en Venezuela de todas las edades (estimación inferior 74.000 – estimación superior 160.000) – sin contar un número importante que desconoce que son portadoras del VIH; ocurrieron aproximadamente 6.600 nuevas infecciones por el VIH (estimación inferior 3.300 – estimación superior 12.000 en todas las edades); y se produjo un estimado de 3.800 muertes por el SIDA (estimación inferior 1.400 – estimación superior 7.900). También ocurrieron 600 nacimientos de niñas y niños con VIH. Todas estas situaciones se pudieron haber evitado.

No son simples números que se muestran en una estadística, estamos hablando de personas: niñas, niños, adolescentes, jóvenes, mujeres y hombres de todas las edades con distintos niveles educativos, situación económica, con diferentes religiones, género, orientación sexual, ocupación y profesión, entre otras características particulares. Estas personas están activas, productivas y aportan al país de manera económica y social. Estas personas son nuestras hijas, hijos, madres, padres, hermanos, familiares, amigos, vecinos, compañeras y compañeros de trabajo y de educación, son seres humanos.

Es por esto que se hace urgente que la Asamblea Nacional apruebe esta importante Ley que garantizará la protección contra la discriminación a las personas con VIH y con SIDA y a sus familiares, aumentará el acceso a la justicia, e incrementará la respuesta nacional para la prevención, atención, tratamientos y derechos humanos en VIH.

En vista de lo anterior, instamos a las Diputadas y Diputados de las diversas fracciones políticas del país y representantes del pueblo venezolano a respaldar y aprobar el Proyecto de Ley para la Promoción y Protección del Derecho a la Igualdad de las Personas con VIH o SIDA y sus Familiares. Recuerden siempre que las miles de personas con VIH y SIDA también los eligieron para que ustedes representaran y defendieran sus derechos e intereses en el Parlamento venezolano.

Invitamos a las personas con VIH y SIDA, sus familiares, parejas, amigos, a las Organizaciones de la Sociedad Civil, a las instituciones públicas y privadas, a los medios de comunicación, y al pueblo venezolano a solidarizarse, apoyar y defender este importante proyecto de ley.