Contenido

¿Será que a los gobernantes les importa la salud y la vida de los venezolanos?

Jhonatan Rodríguez, presidente de StopVIH

El seguimiento y control del VIH está prácticamente paralizado desde el año pasado por el desabastecimiento de reactivos en los laboratorios para realizar pruebas de control como el conteo linfocitario de CD4 y la carga viral.

Esta circunstancia es una de las que más preocupación genera entre las ONG con trabajo en con trabajo en VIH, porque son pruebas que determinan la cantidad de virus que tiene el organismo una persona afectada por la epidemia y en función de ello los especialistas diseñan el esquema de tratamiento.

Recientes reuniones efectuadas en la ciudad de Caracas en la que confluyeron miembros de varias ONG del sector salud, sirvió para corroborar que la escasez es general, ya que en todos los estados del país la lista de medicinas “No Hay” es cada vez mayor.

Feliciano Reina, presidente de Acción Solidaria, dijo que es muy crítico el hecho que no haya posibilidad de realizar pruebas de laboratorio a personas con VIH, pues al menos con los medicamentos se puede tratar de resolver a través de ayudas humanitarias o por intercambio entre centros asistenciales y países, pero si la persona ni siquiera puede tener la evaluación periódica correspondiente, es verdaderamente grave.

Afirmó, que hasta ahora Acción Solidaria tuvo el Banco de Donaciones de Medicamentos para personas con VIH más grande del país, y en estos momentos no puede atender la demanda de la población porque sencillamente todo se agotó. “Un examen privado cuesta entre 11 mil y 20 mil bolívares, y la mayoría de las personas afectadas no los puede pagar”.

Jhonatan Rodríguez, presidente de StopVIH, recalcó que desde el año pasado se está advirtiendo de la falla de los laboratorios. “Nosotros trabajamos con datos reales, porque hacemos trabajo de campo y atendemos el llamado de personas directamente afectadas, y lo que estamos viendo es que cada vez hay mayores probabilidades que aumenten las nuevas infecciones y peor aun la mortalidad por condiciones crónicas de salud”.

“¿Será que a nuestros gobernantes les importa realmente la salud y la vida de los venezolanos?”, ¿No entienden que la salud no espera por divisas ni por la burocracia?, son las preguntas que se hace Rodríguez frente a tanta escasez y desidia.

La esperanza de las organizaciones sociales que trabajan en el área de la salud es que la Asamblea Nacional logre a través de la declaratoria de crisis humanitaria, que el Gobierno ceda y levante la prohibición del envío de medicamentos, reduzca la deuda con los laboratorios y procure incentivos para la producción de medicamentos a nivel nacional.

Más información en la web www.stopvih.org y a través de @StopVIH en las redes sociales Twitter e Instagram.

Prensa, StopVIH, CNP. 6.126.