Contenido

Silencio legislativo sobre derechos de LGBTI nos hace estar rezagados como país

Aros de matrimonio

La ley de Matrimonio Civil Igualitario no ha logrado entrar en la agenda legislativa de Venezuela, y eso nos hace estar jurídicamente rezagados, además que deja espacios para la desigualdad y los derechos de las personas LGBTI.

A propósito de la recién aprobada ley de protección a las personas con VIH y sus familiares, impulsada en su momento por la anterior defensora del Pueblo, Gabriela Ramírez, Jhonatan Rodríguez, presidente de StopVIH afirma que hay que seguir avanzando en esta materia porque entre los derechos humanos que requieren defensa está la igualdad.

Desde el Gobierno es necesario que se abran discusiones sobre la materia sexual, pero sin presunciones o intereses políticos, “la diversidad sexual es una realidad y los gobiernos gobiernan para todas las personas, por eso este es un tema que debe entrar en la agenda pública”, enfatizó.

Desde enero del año 2014 el proyecto de matrimonio entre personas del mismo sexo fue introducido ante la Asamblea Nacional con el apoyo de más de mil firmas, pero hasta la fecha no ha habido ningún tipo de revisión o discusión sobre el mismo.

Rodríguez señala que el Gobierno considera que cuando habla de inclusión solo debe referirse al aspecto económico o social de la población, y olvida que inclusión es todo y vale para todos, de allí que las personas LGBTI también deben ser partícipes y con claros derechos en todo lo que es la vida pública.

En tal sentido, Rodríguez advierte que el sector de la población que de alguna se siente segregado comenzará a ejercer presión para que los temas referidos a la sexualidad sean parte del debate público, y la Asamblea Nacional cumpla con su responsabilidad de legislar para todos y todas, “todos somos iguales en la diferencia”.

Para conocer más detalles acerca de esta y otras informaciones, visite www.stopvih.org.

Prensa, StopVIH, CNP. 6.126.