Contenido

Sin medicamentos en Venezuela no hay defensa posible al derecho a la vida

Jhonatan Rodríguez, presidente de StopVIH

En situaciones de crisis lo principal que deben hacer los seres humanos es permitir la ayuda, y así debería comportarse el Gobierno venezolano ante la crisis para la salud que está generando la prolongada y cada vez más acentuada escasez de medicamentos e insumos hospitalarios.

Jhonatan Rodríguez, presidente de la Organización StopVIH, dijo que es su responsabilidad insistir en este tema porque como vocero de personas cuya salud está comprometida, es una catástrofe que el país no garantice los mínimos tratamientos que requiere su organismo, “¿cuándo tendremos acceso a servicios de salud óptimos?”, dice que es la pregunta a diario se hacen las personas afectadas.

«Nos hemos incorporado en la revisión del Reglamento que dará aplicabilidad a la Ley de promoción y protección para las personas con VIH y sus familiares, lo cual será sin duda otro avance en materia de derechos, pero si antes no garantizamos el derecho a la vida, ¿qué estaremos defendiendo entonces?», sentencia Rodríguez, afirmando que en las últimas dos semanas han aumentado las denuncias directas de usuarios inscritos en los programas de StopVIH quienes están desesperados porque no tienen acceso a reactivos para sus pruebas de control, como la carga viral y los CD4, pero tampoco tienen acceso a los antigripales, antialérgicos, antihipetensivos, antibióticos, antidiarréico, antihistamínicos, psicotrópicos, entre otros.

No se justifica que ante la situación que afecta a la salud, ni siquiera se permita a las empresas de encomiendas el envío a nivel nacional ni internacional de medicamentos para ayudar a personas con necesidades especiales. El Gobierno tiene reflexionar y considerar eliminar las barreras, informar qué va a pasar con la millonaria deuda que tiene con los laboratorios, buscar alternativas para la adquisición de medicamentos, que demuestre que verdaderamente le importa la salud y la vida de los venezolanos adoptando medidas contundentes.

Rodríguez ratifica que ciertamente es de vida o muerte que haya disponibilidad en las farmacias públicas y privadas de todos los insumos, desde los más simples hasta los más controlados para personas con condiciones crónicas de salud, pues Venezuela está entrando transitando hacia un camino muy riesgoso y peligro en el campo de los derechos humanos como es no garantizar la salud de sus ciudadanos.

Más información en la web www.stopvih.org y a través de @StopVIH en las redes sociales Twitter e Instagram.

Prensa, StopVIH, CNP. 6.126.