Contenido

Sin reactivos para medir carga viral y sin antirretrovirales para tratar a personas con VIH en Zulia

Conocer la carga viral del virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH) es imposible en el Zulia. Desde junio, el reactivo empleado para este examen, fundamental para conocer la salud y las combinaciones de antirretrovirales de pacientes tratados, así como de nuevos infectados, tiene dos meses que no es enviado desde Caracas.

Sin temer a que su nombre se haga público, Jesús Socorrro, de 46 años, denunció la necesidad de que el Ministerio de Salud envíe el reactivo para la realización de la prueba que determinar cómo se encuentra el virus en el cuerpo.

“Los pacientes con VIH tomamos los medicamentos por etapas. Ya esta es mi última etapa no hay más tratamientos que pueda usar. Me preocupo cuando se retardan porque en ese tiempo pierdo el control que los antirretrovirales han logrado para evitar que se multiplique el virus, pero gracias a Dios, no me he sentido mal de salud en estos días”, indicó.

Pero la inconsistencia en tratamientos y llegada de reactivos es una constante en el estado. Estevan Colina, presidente de la asociación civil Manantial de Vida (Amavida), ONG que vela por los derechos humanos de las personas portadoras del virus, aseguró que en dos años los pacientes han suspendido el tratamiento con antirretroviral 18 veces.

“En la región hay 3.900 pacientes. La terapia antirretroviral no debería faltar. Es un atentado al derecho a la vida del paciente, porque cuando lo suspende corre el riesgo de hacerse resistente al medicamento y su sistema inmuniológico está más expuesto a la adquisición de enfermedades oportunistas. Pero imagínate, estamos hablando de una atención donde desde al año pasado ni siquiera se ha comprado un condón para los afectados, lo que es sumamente perjudicial, porque se desprotege la salud de otras personas y la prevención”, indicó.

En el país existen más de 20 antirretrovirales (ARVs) distribuidos gratuitamente a más 43 mil pacientes a través del programa Nacional de VIH/Sida e Infecciones de Transmisión Sexual del Ministerio de Salud. En 2011 fueron invertidos 420 millones de bolívares mensuales en medicamentos.

No obstante, las fallas en la distribución oportuna genera suspención de tratamientos constantemente y la escasez del reactivo impide que los afectados puedan realizarse las pruebas de carga viral.

Miriam Sotolongo, inmunóloga y médico tratante de la Coordinación regional de VIH/ITS, explicó que la funció de los ARVs es frenar la replicación del virus y hace qeu se recupere los linfocitos CD4, que son los que más se destruyen con el virus.

“Los antirretrovirales actúan de diferentes maneras impidiendo que el virus pueda penetrar a la célula, que se transforme en una copia de ADN o se integren a nuestro cronosoma. Generalmente son combinación de tres y depende del sistema de cada paciente”, expuso.

Aseguró que un paciente VIH debería realizarse al menos tres pruebas de carga viral al año. “El propósito del control es saber cómo están actuando los medicamentos y cuáles deberían ser suministrados. Lo ideal es que un paciente tenga una carga de 50 copias por mililitro de sangre, es decir, 50 virus. Pero hablamos de que un paciente tiene una carga viral alta cuando pasa las 100 mil copias”, dijo la especialista.

La prueba conocida como PCR (Reacción en cadena de polimerasa) utiliza una enzima para multiplicar al VIH de la muestra de sangre. Luego una reacción química marca al virus. Los marcadores son medidos y se calcula la cantidad de virus.

El informe más reciente de Onusida señala que las nuevas infecciones han bajado, pero Sotolongo no está convencida de ello.

“Hasta rabia me da cuando dicen eso, porque se supone que yo debería tener menos trabajo, pero al contrario, solo en una semana abro hasta 10 casos nuevos de VIH. ¿Dónde está disminuyendo? Yo, que trabajo directamente con ellos, no lo sé”, expuso.

Sobre la falta de reactivos y las irregularidades en la entrega de ARVs, PANORAMA contactó a María Pierina Nardone, actual coordinadora del programa VIH/ITS en Zulia, pero aseguró: “De verdad, no tengo nada que responder, porque vengo de Caracas precisamente a buscar respuestas y no me las dieron”.

Al respecto, la coordinadora nacional de VIH/Sida Deysi Matos, también contactada por este medio, se limitó a decir porque no responder: “No puedo darle ninguna información porque no manejo eso directamente. Tendré que ir al Ministerio de Salud a preguntar”.

Entre tanto, un paciente zuliano de apellido Fernández y 41 años, quien tiene dos meses esperando por uno de los antirretrovirales y se hizo la prueba de carga viral hace tres meses, indicó que se comunicó directamente con la Coordinación Nacional de Farmacias: “Me dijeron que este martes (mañana) llega el antirretroviral que me hace falta. Cada vez que se retrasan, mi mayor temor es que hayan decidido suspender la entrega de tratamiento gratuito”, manifestó.

Elaborado por la periodista Maidolis Ramones Servet. Tomado del portal web del diario Panorama.