Contenido

Todas las propuestas en el sector salud deben apuntar al libre acceso de las medicinas

Medicinas

Aunque diéramos un voto de confianza a las acciones que desde todas las instancias de Poder se pudieran estar gestando para mejorar las condiciones de la prestación de los servicios de salud, la Organización StopVH considera que lo fundamental es que todo apunte al libre acceso de medicamentos.

Jhonatan Rodríguez, presidente de StopVIH, así lo señaló al dar cuenta del registro diario que tiene la Organización de personas solicitando ayuda para encontrar medicamentos e inclusive para realizarse exámenes en laboratorios. “Ciertamente el tema de la salud tiene un poco más de dos meses en la agenda política nacional y aunque reconocemos algunas intenciones, aun no evidenciamos como se retornará a lo normal que es conseguir medicamentos en la red pública y privada por igual, sin restricciones ni preferencias, pues hasta ahora la gente nos da cuenta que solo si se hospitaliza o está en el registro de salud público por una enfermedad crónica es posible recibir algún tratamiento porque hay un déficit de más de 90% de fármacos”.

La traba principal sigue siendo la deuda con las farmacéuticas, estimó Rodríguez, que no permite el despacho total de medicamentos ni de reactivos para pruebas, y el país está por debajo del mínimo de lo que establece la Organización Mundial de la Salud como parámetros para garantizar la atención de la población.

“Aunque StopVIH hace seguimiento de cerca de la situación del VIH en el país, nuestros usuarios además enfrentan infecciones oportunistas y otras enfermedades crónicas y el drama ha sido mayor que el propio virus, pues requieren fármacos de mayor demanda como antihipertensivos, antialérgicos, antigripales, antibióticos, psicotrópicos, entre otros, y eso no lo cubren los programas públicos de VIH que solo se limitan a duras penas a los antirretrovirales en la actualidad”, aseguró, por lo que insistió en la necesidad que el Gobierno decrete la emergencia en salud, mientras que sincere la deuda con los laboratorios, establezca un cronograma de pago factible y se recupere la capacidad de importación de medicamentos e insumos.

Aunque no son más que pañitos calientes, aplaudimos el ingreso de medicinas al país pero no es justo que solamente se esté abasteciendo la red pública, pues las farmacias particulares son las principales proveedoras de tratamientos y hasta que no haya un abastecimiento normal no se garantizará la salud de la población.

Sigue la cuenta @StopVIH en Twitter e Instagram y visita la web www.stopvih.org para que conozcas más información del trabajo que realiza la ONG.

Prensa, StopVIH, CNP. 6.126.